viernes, 30 de abril de 2010

BUKOWSKI

A Patxi Irurzun y Roger Wolfe




Tú sabes
muy bien
viejo zorro borracho
rey del verso
como filo de navaja oxidada
indiferente maestro
en esta repetitiva
nauseabunda lobotomizante
ceremonia
de soplapollas estresados
son potentes las minas
que dejaste sembradas
en tus páginas.

Tú lo sabes muy bien
ese legado de escupitajos
y soberbias cagadas
en los hocicos de la
realidad bienpensante
esas vomitonas líricas
en un mundo
sin poesía
o tal vez sin otra
poesía
que la que a veces disfrutamos a solas
con el bendito dolor
de la lucidez
son potentes las minas
que dejaste enterradas
en tus páginas

Tú lo sabes muy bien
ese odio puro como el whisky
destilerías clandestinas del odio
es tu legado
ese llamar a las cosas
por el nombre
que no se les quiere dar
en un mundo
de polladas sublimes
políticamente correctas
auspiciadas por legiones
de espantapájaros
y cretinos mamarrachos
a punto de estallar
en llamas
como todo el planeta
cualquier día
son potentes las minas
que dejaste sembradas
en tus páginas

Tú lo sabes muy bien
cabronazo de sonrisa
ebria y desventrada
empapado en vinazo barato
ese gustazo de mearse
cagarse en
los crucifijos
la cara de los políticos
banqueros
abogados
policías
en fin
de los de siempre
cagarse a carcajadas por escrito
y encima hacerse rico
qué bien lo hiciste
grandísimo hijoputa
abuelo
apócrifo
de los desesperados
que teclean

3 comentarios:

  1. Gran homenaje a un grande de la Historia. Buena critica esa de Hank over sobre el sentimentalismo. Estoy de acuerdo. Puedo estar leyendo el Ulises de Joyce y cerrar el libro justo a tiempo para ver la comedia romántica que echan a las 4 un sábado tarde.

    ResponderEliminar
  2. Sólo ese grandísimo hijo de puta lo sabe

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu poema, tiene algo de invocación y de plegaria a ese santo bebedor que fue Bukowski.

    ResponderEliminar