sábado, 18 de junio de 2011

EN NOMBRE DE LA DEMOCRACIA

Of comfort no man speak

WILLIAM SHAKESPEARE







En nombre de la democracia tenemos derecho a ver diariamente

cómo cuatro soplapollas sin dignidad

se ríen de nosotros en directo con circunloquios

corbatas y estadísticas

-hablan de recuperación económica de trenes de progreso circulando

por rieles del ancho

establecido en Europa y de que entre otras cosas mayormente

no pasa nada-



Qué va a pasar si nosotros pagamos la cuenta



En nombre de la democracia damos de comer a los inmigrantes

en escudillas de plástico

ésas donde comen los perros No se puede negar nuestro afán de

humanitarismo

aunque hasta los perros sepan a estas alturas que comen mucho

mejor

que cualquier inmigrante Hemos olvidado fabricar piensos especiales

para ellos y latas de carne

con vitaminas extra en prevención de posibles desmayos bajo el

infierno de plástico

del invernadero o el barrizal helado de la obra etc Y si me apuran

también casetas adecuadas

para que puedan descansar dignamente tras limpiarnos todos

el ojo del culo

de la conciencia con nuestras sacrosantas corbatas de funcionarios

de la nueva Europa amén



En nombre de la democracia los tenderos abren cada día sus persianas

y sus sonrisas

para robarnos ceremoniosamente -se aceptan tarjetas- por cosas

prescindibles

Por el precio de unas bragas de seda o de un pisacorbatas

-por no decir un collar de diamantes para el perro, muy de moda en USA-

podría darse un banquete, o quinientos

-de eso sabemos un rato- cualquier familia rusa o somalí

(o de La Celsa o de Almanjáyar

tampoco hace falta irse tan lejos) La dulce señora permanentada

habla de crisis

con la dependienta mientras se decide por un traje de flamenca

para la niña

Se acerca la Feria de Abril Pero qué va a pasar qué puede pasar

si nos sobra el jamón

no tenemo ná que temé nos zobra jamón y olivita olé



En nombre de la democracia y de las buenas conciencias contribuyentes

(se ve que los demócratas

ni fuman marihuana ni duermen en la calle ni tocan la guitarra en

la calle Sierpes)

el sicario ejemplar viene a pedirnos la "documentasión"

-tal vez se pregunta

si de verdad existimos- cuando en cualquier plaza de cualquier calle

de cualquier ciudad

generalmente de noche un puñado de nosotros trata de evadirse

de reírse un poco

antes de que llegue San Lunes con sus exigencias Alguno incluso

tiene su apartamento

en el jardincillo de la esquina y paga con sus huesos el alquiler que marca día a día

la intemperie Pero en fin A veces sucede

que alguno no Existe

-vamos que no lleva encima el Documento Nacional de la Ignominia-, y

para devolverlo a la vida

a la existencia para sacarlo de la Nada y devolverlo al Ser

lo instan amables

a acompañarlos a comisaría donde quizá un electroshock en los cojones ayude a

devolverlo a la Existencia

(aunque el método más tradicional sea el del par de hostias -con guantes, of course-)



Pero no pasa nada Somos nosotros los que pagamos la electricidad

y los guantazos Puntualmente y por cojones, según ley



En nombre de la democracia el honrado contribuyente le paga al

Honrado Hombre Público

un traje nuevo un coche de ésos (Harás Cualquier Cosa Por Enseñarlo)

y las medias y el liguero y los Manolo Blahnik

de la querida Y tal vez la silicona Y la dosis correspondiente de

langosta y whisky de malta

y las sábanas limpias de la habitación del hotel de lujo

donde el Honrado

Hombre Público hallará solaz y reposo entre los honrados pechos de

su honorable amiguita

que como todo el mundo sabe solamente la chupa por amor Por amor

verdadero y desinteresado, puro, intransitivo

En nombre de la democracia el mediocre el rastrero el trepa el imbécil el asesino

viaja con todos los gastos

pagados

coca incluida Pero qué va a pasar si somos nosotros los que



En nombre de la democracia obispos cardenales sacerdotes pontifican

que no pagar impuestos es pecado

Y el Catecismo es un best-seller cómo no (Stephen King, un tieso) Y

follar es pecado

si nos es con el piadoso objeto de poner a parir a alguien (en eso son

expertos

desde hace 2000 años) Y en realidad el Sida es una bendición

una ayuda divina

para mantener la promiscuidad a niveles aceptables y decorosos

(opinión de expertos, indudablemente)

Claro que han olvidado

-criaturicas Tienen tendencia a ser olvidadizos-

hacer por ejemplo una encuesta entre los miles de millones de desahuciados

que

pueblan hospitales aceras pisos anónimos chabolas etc Ellos sí

que podrían

hablar con propiedad del asunto

(siendo como son portadores propietarios usufructuarios de la susodicha

bendición)

En nombre de la democracia Dios -qué Dios- quiere que esa chavala a la

que alguien destrozó la vida

en un portal oscuro/ en un descampado tenga el retoño de un psicópata

como si nada

hubiera pasado (porque nunca pasa nada a ojos de su Dios Todo

está bien Todo forma parte de Su Magnificencia) y que por supuesto ese

niño sea bautizado

en la Sacrosanta Fe Católica

En nombre de la democracia obispos cardenales papas curas monjas frailes su

puta madre

a caballo

predican

la caridad y la austeridad

mientras duermen entre sábanas de seda y se meten el cheque en el forro y

beben o comulgan o sus

muertos

tocando la flauta con vinos de reserva en copones de plata repujada con

zafiros esmeraldas rubíes Y

ahí está

El Santo Padre Il gran Capo Tapándose la coronilla con mitras

bordadas en oro

para admiración de las beatas y de los muertos de hambre a los que tan asiduamente

visita

tras un cristal antibalas

(o antimuertos de hambre Sabe Dios)





En nombre de la democracia los negros los árabes los hispanos los indios los asiáticos los

No White Anglo-Saxon

Protestants cotizan muy bajo en Wall Street Cuando cotizan Y

el que ayer tarde puso en marcha la silla

eléctrica o la cámara de gas o apretó el gatillo o inyectó la justa

dosis de cianuro

al reo de pantalones cagados y súplica en los labios hoy Sábado

sabadete

se lleva a los niños a Disneylandia Qué gran país libre de larga

tradición

democrática Qué gran nación confiada en Dios (Pronto apareceremos

todos

en los billetes de dólar Inmortalizados forever Viva el Imperio!)



En nombre de la democracia periodistas escritores poetas etc son

declarados culpables

de defender la democracia con métodos evidentemente antidemocráticos

como sacar a la luz

los calzoncillos sucios de los verdaderos demócratas (sucios no sólo de

mierda

sino también de sangre) Y es que los verdaderos demócratas

pobrecitos opinan que la defensa de la democracia -entendida como ellos

la entienden

o sea, con nueve ceros- es cara muy cara La consigna oficial es Paga y Calla (PYC)

o Pelotazo y Cinismo O Putas y Chivas O París y Caviar Lo que quiera

el Respetable



Pero no pasa nada Somos nosotros los que pagamos En la

Declaración de la Renta

va incluido nuestro Sí Nuestro Silencio Nuestro Sodomíceme por los

siglos

de los siglos amén



En nombre de la democracia tenemos hasta presos de conciencia



Qué lujo



Y qué nostalgia

de la bomba

de hidrógeno



(del poemario inédito ESTO NO ES POESÍA NI PUTA LA FALTA QUE LE HACE A LA MADRE QUE TE PARIÓ)

1 comentario: