viernes, 27 de noviembre de 2009

BALADILLA DEL INCOMPRENDIDO





Quien no lo entienda que se vaya a misa
que pague impuestos/ que cotice
metódicamente para amortizar
su jubilación
en uno de esos depósitos de cadáveres
llamados
asilos/ quien
no lo entienda
que consagre el ínclito esplendor
de sus neuronas
a los programas de telebragueta
o a las esquelas de las páginas
rimbombantes de ABC
dedicadas al óbito de algún
prohombre o aristócrata/ quien
no lo entienda
que no viaje a Irlanda en otoño
ni beba whisky
ni se folle a una adolescente en la sacristía
mientras rezan el rosario
las beatas/ quien no lo entienda
que no robe flores
con nocturnidad y alevosía
y se presente al
Planeta
si le queda algún resto
de lengua no desollada
en la tarea de haber sido elegido/ quien
no lo entienda
que no reparta versos como limosnas
en el trasiego feroz
de las calles
y saque fotos de las procesiones
y se deje robar la cartera
por los presidentes de las hermandades
quien no lo entienda bese las banderas
tejidas con sangre y bilis
que ondean cada doce de octubre
en las calles de este país de mamelucos
y no escuche a Haydn/ a Beethoven/
a Corelli/ a Charlie Parker
o a John Lee Hooker
mientras incendia mentalmente
la jungla de mentiras
y de ignorancia impuesta
donde acechan las boas
de la necedad/ quien no
lo entienda
ofrézcale a su jefe a la propia mujer
en postmoderno derecho de pernada
para obtener acceso fulminante
en escalafones u organigramas laborales
quien no lo entienda
no se estremezca nunca con el fuego de Shakespeare
Quevedo/ Proust/ Brendan Beehan
o Bernhard
y nunca mande crisantemos
a la tuma anónima de la cultura
quien no lo entienda que se calle
en el Museo del Prado
o a la vista de los Pirineos navarros
o de los lagos de Killarney/ quien
no lo entienda
que done sus dineros a las FAES
en notabilísima contribución a la cultura patria
del garrotazo en la jeta
del vecino/ que no recuerde a Machado
o a Chejov y consuma
febrilmente
el carajillo amargo de todas sus
mañanas
antes de colocarse las esposas
y guardarse los cojones
en el bolsillo/ quien no
lo entienda
que no salga en su puta vida
de su pueblo
y salude al alcalde
con unción de votante agradecido
por la colocación de
su cuñado/ sobrino/ colega
que no escuche las voces de la calle
y se masturbe con
el Catecismo última edición
o el próximo best seller de Ratzinger
que no fume en pipa
mientras mea en la tapia del cuartel
quien no lo
entienda
que se pegue un tiro
pero que no dé el coñazo
porque el asunto es serio
y privilegio de unos cuantos locos
más cuerdos que nadie
que aún pelean por dar
alas a los pájaros
que no tienen más brújula
que un corazón irredento
irreductible/ imprevisible
insobornable/ irreverente
e insumiso
y que nunca obtendrán
más flores naturales ni prebendas
que el abrazo solidario
de otros locos de atar
a los que no hay cojones
de poner ni collar
ni
cascabel

No hay comentarios:

Publicar un comentario