lunes, 4 de julio de 2011

LAS VIEJAS CEREMONIAS

A new skin for the old ceremony

LEONARD COHEN







Siguen ardiendo las viejas palabras

en la tiniebla helada

del mundo/ descompuesto

pieza a pieza/ con devoción insomne

por las necias manos cadavéricas

de un puñado de hijos de puta

que avergonzarían a sus madres.



El sol sólo desvela un escenario

con la luz fatigada de unos ojos

que han visto demasiado,

y profetizan



la mañana tiene dientes afilados



ya no hay ríos que arrastren tanta sangre

y la música es un juguete roto,

mi amor/ la música

es un juguete roto

y los besos de niebla que me brindas

-ya no hay ríos.

saben a escarcha verde

o a pantano. La música, mi amor,

es un niño de lluvia

junto a un cauce de sombras

-ya no hay río-

y el vino se ha adensado

en hiel compacta

y el muro se alza lento/ piedra a piedra

y cada piedra es una cabeza humana

un torso, extremidades

putrefactas, la música

es un grito velado

en el fondo de un pozo/ hogueras

mínimas

las palabras

el miedo

mi amor/ el miedo

ahora que no hay ríos

que arrastren tanta sangre

y la niebla/ los besos

hediondos

la música rota

de un grimoso espejismo de tinieblas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario