viernes, 17 de junio de 2011

LA MAÑANA ES UN LARGO Y LENTO BESO

La mañana es un lento y largo beso,

un delirio de rosa humedecida,

sonrisa satisfecha del exceso

media hora antes de la despedida.



Pero en tu pelo, amor, tu largo pelo

hallo solaz, dulzura entredormida,

sedosidad feroz contra el desvelo,

fuego oloroso contra la fría vida.



Cómo explicar de pronto lo que eres,

que abro un ojo y me quemo con las ganas

de alzar a besos toda una frontera



contra una realidad de mercaderes

que aguarda más allá de las ventanas,

soplapollez de saldo por bandera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario